Conclusiones de los “EU Peer Parliaments” celebrados tras una Ruta del Clima en Málaga

Innovación social por el clima

Conclusiones de los “EU Peer Parliaments” celebrados tras una Ruta del Clima en Málaga

March 4, 2022 Eventos internacionales Events Rutas 0

A continuación compartimos las propuestas realizadas durante el “EU Peer Parliament” multi-temático (movilidad, energía, alimentación) del pasado 18 de febrero en Málaga capital, tras una Ruta del Clima especial centradas en dichas temáticas. Contó con la co-facilitación de tres embajadoras del Pacto Climático Europeo: Carmen María Pérez-Juan y Jesús Iglesias Saugar por parte de Social Climate, y Nicolás Eliadas por The Clima.

1.Movilidad

  • En Málaga, al contrario que en otras ciudades, se ha sustituido el sistema público de alquiler de bicicletas público por otro privado.
  • El “Carril 30” compartido entre coches y bicicletas no funciona pues los coches van más rápido de 30km/h y es muy peligroso para bicicletas (varios accidentes ya).
  • La orografía de la ciudad influye en la baja utilización de la bicicleta debido a las numerosas cuestas, pero sobre todo el factor principal es la falta de una red de carriles bici extensa, conexa y segura.
  • Hay un desconocimiento de las leyes de movilidad, en particular en lo relativo a los patinetes, en torno a los cuales hay un vacío legal y graves problemas de seguridad tanto para los peatones como para sus propios usuarios al tener que compartir espacio con los coches en múltiples ocasiones.
  • Deberíamos de otorgar la prioridad a las personas ciclistas, pero en España hay aún una escasa cultura de movilidad ciclista, por ejemplo bastantes peatones circulan por el carril bici aún.
  • Existe una importante necesidad de formación, incentivos y aparcamientos para bicicletas.
  • Se debe fomentar el transporte público colectivo, compartir viajes en coche para ir al trabajo, organizar itinerarios en bicicleta en grupos y/o familias para ir a los colegios.
  • Se podría hacer el transporte público gratis para todo el mundo, o según capacidades, con un bono social cuyo uso adecuado se controle con tecnología.
  • Igualmente, sería muy útil una “app” para compartir bicicletas.
  • En aras de alcanzar una masa crítica de ciclistas hace falta concienciación ciudadana.
  • Las Zonas de Bajas Emisiones deben de complementarse con barrios adaptados para las bicicletas: peatonales, sin aparcamiento para coches, más carriles de bici, etc., de manera que disminuyan los coches y aumenten las bicis.
  • El tren debe de hacerse más accesible económicamente para ser más inclusivo y llegar a una mayor parte de la población.
  • Los vuelos en avión son demasiado baratos: se podría pensar en un impuesto verde a los vuelos, pero pagar más no es la solución, lo hace más exclusivo, pero no reduce la contaminación.

2. Energía

  • Se precisan ayudas adecuadas para que la rehabilitación energética de viviendas y edificios sea inclusiva y accesible.
  • En lo relativo al autoconsumo solar, debemos poner énfasis en la concienciación de forma que el mayor consumo energético tenga lugar durante el día (producción solar) y así evitar la necesidad de baterías al máximo posible.
  • Los edificios de nueva construcción deben certificarse “Passive House” o similar de manera que su balance energético sea negativo (produzcan más de lo que consumen).
  • La renaturalización de entornos urbanos (ríos, bosques, jardines verticales, tejados verdes, etc.) permite reducir la temperatura ambiente y la necesidad de ventilación por tanto.
  • La energía eólica marina tiene potencial pero no debe afectar significativamente al paisaje, incluidos los arrecifes.
  • Existen muchas dudas sobre la energía nuclear debido a todos sus serios inconvenientes: residuos, seguridad, transporte…
  • No se deberían promover las grandes instalaciones de energía solar en zonas rurales, especialmente terrenos agrícolas. Esta grave problemática se conoce como “Ruta de la Placa” gracia fundamentalmente a la Asociación Aliente.
  • Poner límites al consumo de energía evitaría el consumo desmesurado por parte de las rentas altas, visto que las multas son claramente insuficientes.
  • El turismo conlleva un elevado consumo energético, hídrico y de recursos en general, por lo que se precisan campañas de concienciación, sensores inteligentes también en los pisos turísticos (que deben tener permiso y sello), (pre)pagar por lo consumido y finalmente límites según las capacidades de carga de los territorios y del planeta, así como las necesidades de la población local.

3. Alimentación

  • Fomentar los canales y circuitos cortos, el consumo de “kilómetro cero”, supondría una importante reducción de energía (menos distancias y menos transporte redundante de la globalización sin sentido) y por tanto de emisiones, consumo de agua y plásticos, y una mayor creación de empleo equitativo.
  • Resulta clave buscar la auto-suficiencia y soberanía en el propio bioterritorio. Málaga, por ejemplo, podría serlo junto con el Valle del Guadalhorce.
  • Para normalizar el consumo local tenemos que reeducarnos en el sistema agroalimentario local puesto que hemos perdido el conocimiento básico con la globalización.
  • A evitar el modelo de producción para la exportación como el caso de los invernaderos (“Mar de Plástico”) de Almería.
  • Las dietas adaptadas al clima y la producción local son esenciales para la resiliencia y soberanía alimentaria.
  • Por estudiar la idoneidad de aranceles a productos de primera necesidad venidos de lejos y cómo se podrían compaginar con la política de fronteras abiertas de la UE.
  • Eliminar las patentes de semillas y las semillas y alimentos transgénicos evitaría favorecer la consolidación del mercado globalizado por las grandes corporaciones, generando por el contratio mayor resiliencia y soberanía.
  • Las soluciones pasan por la agroecología, las redes agroecológicas y los biodistritos. Tal es la misión de SEAE (Sociedad Española de Agricultura Ecológica) y su visión del Pacto Climático Europeo.
  • Igualmente, invertir en ciencia y en I+D+i permite avanzar en la dirección adecuada.

De forma transversal, se debatió la cuestión de la gobernanza ciudadana del clima y del común en general, en torno a las asambleas ciudadanas:

  • a nivel de barrios, basadas en el diálogo entre vecinas, posibilitan la búsqueda de consensos y la colaboración con las instituciones.
  • precisan no obstante de una formación previa en la temática en cuestión.
  • deben garantizar la inclusión por vía de la dinamización y las facilidades de acceso y participación.

las propuestas realizadas se evalúan y son adheridas por los barrios hasta su presentación en plenos municipales. La movilización y la unión suceden barrio a barrio.